Seleccionar página
SLAM: Un clásico que triunfa en Olegario

SLAM: Un clásico que triunfa en Olegario

Estos días que hemos empezado a sentir algo de frío, aunque sea por las mañanas y por las noches, nos ha sorprendido una prenda que, siendo un clásico, está atrayendo a nuestros clientes de una manera especial: WINTER SAILING JKT NEW de SLAM.

Es cierto que es un verdadero icono, tanto de la marca como de nuestra tienda, y que resulta muy adecuada para estos días de frío que están empezando a despertar.

Esos bordes de punto que luce en puños y bajos es lo que, sin lugar a dudas, la diferencia de otro tipo de chaquetas que desean, únicamente, hacer una simple copia e imitación, pero que no llegan a dar el nivel de calidad que se ofrece con este tipo de prenda.

Esta prenda resulta atractiva porque a la vez es impermeable y cortavientos, dos prendas en una que aligeran nuestras pretensiones en una ciudad, donde la lluvia hace poco acto de presencia. Por otra parte, el incorporar un forro polar, ligeramente acolchado, ofrece una protección al frío difícil de igualar.

Seguramente muchas personas se decantan por este tipo de chaqueta, por su perfecta funcionalidad y porque ofrece un look náutico clásico que es muy apreciado entre determinados clientes de Olegario.

En cuanto a la incorporación de los bolsillos en la chaqueta, podemos decir que existen dos en los laterales y que tienen cremalleras con un perfecto cierre, fácil accionamiento y protegidas por solapas cortavientos.

 

Una ventaja adicional de una prenda tan exquisita radica en un calienta manos interior, una especie de abertura náutica que se abre de abajo hacia arriba con un forro polar que es el que calienta las manos. Todo un lujo en momentos de frío con esa humedad que disfrutamos en nuestra ciudad.

Y para hacer esta prenda mucho más funcional y perfecta, tenemos una capucha desplegable que se oculta en el interior del cuello.

Nada le falta a esta chaqueta que después de años en nuestro primeros puestos de venta, sigue sorprendiendo cada año cuando llegan estas fechas de frio.

La guinda que pone el pastel son los acabados de calidad donde la firma SLAM muestra la profesionalidad con la que trabajan en todos sus elementos para dar el mejor servicio a los clientes que se decantan por comprar una de sus prendas.

 

 

Si te pasas por Olegario y te pruebas esta chaqueta, seguramente no podrás irte sin ella. No lo dudes y no permitas que tu cuerpo pase frío en estos días que nos vienen donde hay que abrigarse un poco más si cabe.

 

 

Julián Calatrava, un hombre de acero… inoxidable

Julián Calatrava, un hombre de acero… inoxidable

En Olegario estamos implicados con la moda, es más, nuestra vida es la moda del hombre, vestir a los hombres en los mejores momentos de su vida para que puedan quedar bien, tal y como se merecen y requieren.

Sin embargo, vivir para y por la moda del hombre, no es óbice para apreciar y admirar el trabajo de buenos artistas del panorama nacional e internacional y si encima, es amigo y residente en Valencia, todavía nos llena más de orgullo y satisfacción.

Si uno entra en la tienda de Olegario, en la calle San Vicente Màrtir, y ve una bicicleta de acero inoxidable junto a la escalera de subida a la primera planta, o ve un sujeto de color naranja brillante encima de uno de nuestros mostradores, seguramente le llamará la atención de una manera notoria y palpable.

Julián Calatrava
 

Está claro que estamos hablando de Julián Calatrava. Pintor y escultor valenciano con una dilatada y extensa carrera en el mundo del arte, el cual pasea por casi cualquier rincón del planeta.

Julián Calatrava
 

Si uno se para a admirar su obra, sus cuadros o sus esculturas, podrá apreciar la exigencia con la que trabaja Julián. Una exigencia que sobrepasa el campo artístico para desarrollar en sus obras un componente cercano y familiar que invita a que, cualquiera de sus trabajos, pueda lucir en el salón de cada una de nuestras casas.

Nos gustan los trabajos de Julián porque mantienen una estética de cómic, de historia, donde el ser humano es el protagonista y la inspiración del autor. Esto encaja perfectamente con la idiosincrasia de Olegario, donde ponemos a la persona por encima de todo a la hora de trabajar nuestros productos, y este es el nexo de unión más importante entre el Arte de Julián y la Moda de Olegario.

Numerosos premios, exposiciones y exhibiciones de sus obras en las mejores y más prestigiosas galerías del mundo y por supuesto, no podían faltar en nuestra tienda algunas de sus obras más representativas. Algunas de las obras que han pasado por nuestra tienda son:

Julián Calatrava, un hombre de acero… inoxidable
 

En Olegario nos llena de orgullo la amistad de Julián Calatrava. Admiramos su maravillosa manera de entender el mundo porque sabe disfrutar de sus obras una vez que las ha terminado y es feliz transformando unas cosas en otras, como aquel que imprime el movimiento natural que conforma el viaje del Universo en medio del Cosmos.

La locura de hacer lo que a uno más le gusta, ese diálogo con uno mismo para resolver las preguntas primigenias de qué hago aquí y a dónde voy, que se repite con cada una de sus obras, se resuelven en una maravillosa conversación entre cada pieza y su autor, en la que, seguramente, se imbricarán pieza y autor, sin poder distinguir la una del otro cuando observamos la pieza desde la locura del corazón y no desde la razón de la cabeza.

Y como nosotros vemos a Julián en cada una de sus obras, nos gusta que luzcan en nuestra tienda, que los clientes las vean y puedan apreciar el grandísimo sentido del humor de Calatrava, el juego propuesto con cada pieza y la aventura que supone reflexionar en la misma, sabiendo que Julián, ya se metió un día en ella para resolver sus conflictos personales y emocionales.

Pásate por nuestra tienda y encontrarás esta nueva escultura en uno de nuestros escaparates:


 
Julián Calatrava
 

Gracias Julián, por tu amistad y tu confianza en nosotros, para que una parte de ti presida el mayor de nuestros logros, la Tienda de Olegario.

Un pañuelo para personalizar la elegancia

Un pañuelo para personalizar la elegancia

Un pañuelo para personalizar la elegancia

 

El auténtico toque de elegancia y de distinción para un hombre bien vestido es un pañuelo de bolsillo. Un elemento en vías de extinción que deberíamos tratar de recuperar a toda costa para que resalte el mundo del hombre y lo catapulte al mundo de los dioses de la elegancia.

Pañuelo de bolsillo

El tipo de pañuelo, la manera de colocarlo y el diseño del mismo va a depender en todos los casos de nuestra personalidad, de nuestros gustos y de lo atrevidos que queramos comportarnos en cualquiera de los actos a los que vayamos a asistir con el pañuelo luciendo en nuestro look.

El pañuelo no es exclusivo del traje de chaqueta

 

Puede llevarse, y en mi humilde opinión, debería incorporarse cuando unos vaqueros acompañan a la camisa y a una americana casual e informal. Porque ese toque de elegancia no se consigue con lo que llevamos puesto sino con la forma en la que lo lucimos en nuestras prendas.

Y así es, un pañuelo de solapa puede conquistar las miradas de asistentes a fiestas y cócteles diversos donde tú aparezcas, bien puesto de puntas, de manera informal y desenfadada o al estilo minimalista plano y sencillo, paralelo al bolsillo de la americana.

Pañuelo de bolsillo

Estoy seguro que un hombre tiene que potenciar el buen gusto, y este, no basta con elegir una bonita corbata o una camisa rompedora, se basa en los toques de distinción que puedes incorporar para causar una de las primeras impresiones más atractivas del momento.

El buen gusto, un elemento imprescindible cuando queremos sacarle todo el partido a nuestra personalidad, durante tantos años trabajada.

 

El pañuelo de bolsillo

Es el complemento con el toque más personal y por tanto, habrá que cuidarlo al máximo. Es el remate perfecto de cualquier obra de arte y será la última prenda que se incorpore al vestuario.

Pañuelo de bolsillo

Si los aristócratas griegos perfumaban los pañuelos y los utilizaban para combatir los hedores de las calles, hoy los hombres podemos utilizar los pañuelos para dar el salto de lo fantástico a lo exquisito, de lo increíble a lo insoñable.

Pañuelo de bolsillo

¡Pruébalo hoy mismo!, no te arrepentirás de las miradas que encuentres a tu paso observando la distinción que ofrece un pañuelo de buen gusto sobresaliendo dos centímetros del bolsillo de tu americana.

El carácter emocional de la corbata

El carácter emocional de la corbata

El carácter emocional de la corbata

Me encuentro dividido en mis emociones ante una prenda que, hoy en día, está en un moderado desuso, y me pregunto el significado y la belleza de la misma.

A la ropa, una vez utilizada y usada, podemos darle diferentes usos, pero la corbata es algo que no he tirado jamás. Cajones repletos de corbatas de diferentes estilos, formas, diseños y colores. Todas diferentes y cada una especial por un motivo u otro.

Según la tradición, las mujeres, parejas, enamoradas, hijas, etc, de los jóvenes o maridos que partían a la guerra en Croacia entregaban una especie de pañuelos para que en los momentos de peligro les sirviera de consuelo.

Esta prenda que se ponía alrededor del cuello, era un signo de que las personas queridas permanecían en el pensamiento y en los rezos de los que se quedaban. Del mismo moda, al llevar esa especie de pañuelo, él mostraba su aprecio hacia su amada, hija o elegida, dándole un espacio y un privilegio en su corazón.

Así nace la Kravata,

que forma parte del traje tradicional de los croatas que viven fuera de su país, un elemento que fue copiado por todos los países que se relacionaron con estos croatas, en especial, los franceses, que le dieron un toque de cultura, distinción y elegancia a esta particular prenda.

Quizá muchos busquen otro tipo de orígenes en aquellas prendas que cualquier persona se podía anudar al cuello, bien sea en Egipto a través del famoso nudo de Isis, o en Roma, prenda que utilizaban los oradores en la garganta para protegerse del frío.

En cualquier caso, me parece entrañable y sincero el significado de la corbata.

Por eso es uno de los regalos más comunes que se le puede hacer a un hombre por aquellas personas que lo aman, respetan o admiran.

Quizá es porque da belleza y elegancia al hombre que la lleva o quizá también por la distinción y la personalidad que transmite cada uno que lleva esta prenda.

 

Que alguien se acuerde de uno, que lo tenga en su pensamiento, que comparta su vida y eso lo simbolice en una corbata es emocionante, y si además, tiene un diseño increíble, es de seda, y abrillanta la personalidad del que la lleva, su uso debería extenderse a todos los habitantes de nuestras ciudades, a las mujeres, a los niños y las niñas, y a todos los hombres, que con orgullo podrían mostrar a sus congéneres que hay alguien que les ama por encima de todo.

 

 

Hagamos el día de la corbata, compremos corbatas bonitas y molonas, pongámoslas en el cuello o en la cintura, en la muñeca o colgadas del bolso, pero llevemos corbatas para decirle al mundo que hay alguien que nos ama. Ese carácter emocional de la corbata se merece ese pequeño sacrificio que puede tener llevar algo atado al cuello constantemente.